fbpx
perdida-apetito-ancianos-mayores-poca-hambre

Pérdida de apetito en los mayores. Causas y posibles soluciones

La pérdida de apetito en los mayores es un síntoma muy común en nuestros ancianos. De hecho, según datos de 2017, este tipo de trastorno afecta a más del 50% de nuestros ancianos, sobre todo si han superado los 80 años. El poco apetito en los ancianos va provocando una disminución de la ingesta de alimentos que puede dar lugar a situaciones de desnutrición, carencias nutritivas, pérdida de masa corporal, infecciones u otras alteraciones en la salud.

Aunque creas que ver a ancianos sin hambre es lo normal, es un síntoma de alerta que deberás consultar con el médico de confianza de la persona que está sufriendo el trastorno. Hay muchas causas que pueden ocasionar la pérdida de apetito en los mayores, pero también hay formas de poner solución a esta situación.

 

perdida-de-apetito-ancianos-mayores-poca-hambre

 

Causa de la pérdida de apetito en los ancianos

La pérdida de apetito en los mayores tiene un nombre técnico llamado hiporexia y esta puede ser provocada por distintas causas:

  • Disminución de las necesidades físicas. Con el tiempo el cuerpo pide menos cantidad de comida porque las necesidades físicas no son las mismas y van a menos.
  • Distinta percepción. Uno de las causas que puede provocar la existencia de ancianos sin hambre es que la percepción de olores y sabores es distinta. En consecuencia la comida no les resulta tan atractiva.
  • Influencia de algún fármaco. La ingesta de algún tipo de medicación para tratar alguna enfermedad puede tener este efecto secundario.
  • Depresión. En algunas ocasiones, el poco apetito en ancianos oculta una depresión que deberá ser tratada.
  • La existencia de enfermedades que afectan el aparato digestivo, la demencia o la insuficiencia cardiaca pueden ocasionar esta pérdida de apetito en los mayores.

 

 

Soluciones para el poco apetito en los mayores

Una vez se ha detectado el problema hay que tomar cartas en el asunto. Es un problema que puede tener graves consecuencias en la persona afectada. Por eso es importante llevar a cabo acciones que remedien este trastorno que va en detrimento de su salud y del envejecimiento activo de nuestra población madura.

Si no sabes cómo tratar la pérdida de apetito en una persona mayor, a continuación encontrarás una lista de soluciones que seguro te ayudarán:

  • Incluye alimentos que le gusten a la persona afectada. Si hay algún tipo de alimento que a la persona mayor le gusta, no dudes en incluirlo en la dieta.
  • Si le apetece comer fuera del horario de comidas, no evites que coma. Si es necesario, aumenta el número de comidas que realiza al día, aunque sean pequeñas.
  • Ataca el poco apetito con pequeñas porciones de comida que tengan muchos nutrientes y energía. Por ejemplo, purés en los que se mezcle pescado, carne y verdura.
  • No dejes que coman solos. Realiza un seguimiento de lo que comen y beben

Siempre se puede hacer algo para ayudar a nuestros mayores con sus problemas de poco apetito

Si aún así el problema persiste o va a más, no dudes en consultar a un especialista. Los médicos serán los que te guíen en esta situación y te ayudarán a tomar medidas. En nuestro Centro de Mayores en Madrid cuidamos especialmente la alimentación de todos los residentes y supervisamos personalmente su dieta. Contacta con nosotros para realizar una visita a nuestras instalaciones, te van a sorprender por su amplitud, su calidad y ubicación en el centro de Madrid, juno a la Plaza de Cuzco.

 

Deja un comentario