fbpx
problemas-de-varices-en-ancianos

5 Consejos para mejorar la circulación en las piernas de nuestros mayores

Son muchas y variadas las razones por las que puedes tener problemas de circulación en tus piernas. Algo que puede favorecer la aparición de varices. La edad, trabajar o estar de pie durante mucho tiempo o el calor excesivo son los mayores enemigos de la circulación de tus piernas.

La aparición de varices en las piernas puede ser un problema, no solo estético, también de salud. Por ello hay que tener especial cuidado en prevenir su aparición o mejorar su estado si ya han aparecido.

Debes saber que hay acciones que puedes incluir en tu día a día para mejorar la circulación de tus piernas y evitar la aparición de las varices.

 

problemas-de-varices-de-ancianos

 

Causas de aparición varices: Síntomas

Las varices son dilataciones de las venas que no cumplen de forma correcta con su función de devolver la sangre de vuelta al corazón, por lo que se termina acumulando, se dilatan y se vuelven rugosas.

Suelen aparecer en las piernas, pero también pueden aparecer en otras zonas del cuerpo.

Como ya hemos comentado, las varices pueden aparecer por diversas razones: trabajar durante largos periodos de tiempo de pie, el calor, la edad, etc.

Si no sabes si tienes varices aquí tienes sus principales síntomas:

  • Venas grandes. Al dilatarse las venas pueden verse a través de la superficie de la piel.
  • Pesadez de piernas e incluso dolor.
  • Tobillos y pies levemente hinchados.
  • Calambres en las piernas.
  • Cambio de color en la piel, justo en la zona donde se encuentra.
  • Picazón en la piel.

Si quieres evitar la aparición de las varices o mejorar los síntomas, te damos unos consejos para mejorar la circulación de tus piernas.

 

evitar-de-varices-en-ancianos

 

Factores genéticos o de edad para padecer de varices

Aunque existen factores como la edad o genéticos, hay otros que pueden controlarse para evitar o retrasar al máximo la aparición de varices en las piernas. Mediante pequeñas acciones diarias puedes mejorar la circulación de tus piernas, mejorando así el estado de las mismas.

Alimentación equilibrada y baja en sal

Una buena alimentación es primordial. Tener malos ámbitos alimenticios puede desencadenar en problemas de sobrepeso o estreñimiento, lo que puede afectar de manera negativa a la circulación de tus piernas.

Para evitar este tipo de problemas es muy importante seguir una dieta rica en fibra, frutas, verduras… Y reducir el consumo de sal en las comidas al mínimo, evitando así la retención de líquidos.

Deporte

Realizar deporte moderado de forma regular, como caminar, bailar o nadar ayudan a activar la circulación de la sangre.

Activar el flujo

Es muy recomendable que al final del día apliques agua fría en las pantorrillas, de forma ascendente, para aliviar la sensación de pesadez.

Si puedes, también puedes realizar masajes en tus piernas con geles fríos para potenciar la activación de la sangre en las piernas.

Evitar las altas temperaturas

El calor favorece la dilatación de las venas, por eso es recomendable evitar el calor directo en las piernas como puede ser: La utilización de braseros, depilarse con cera caliente, tomar el sol durante un largo periodo de tiempo…

Ropa cómoda

La ropa ajustada puede dificultar la circulación de la sangre en las piernas. Por eso es recomendable usar ropa amplia, así como evitar calzado con tacones muy altos.

 

 

Deja un comentario